Displasia de codo en perros

Displasia de codo en perros
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Se conoce como displasia de codo en perros al trastorno óseo que se presenta en la fase de crecimiento del animal. Por cuanto, es necesario diagnosticarla a tiempo, cuando todavía son cachorros. En vista de ello, te guiamos sobre los síntomas comunes de la displasia de codo, de manera que tengas las herramientas oportunas para contrarrestar las molestias que son consecuencias de la enfermedad.

¿Qué es la displasia de codo en los perros?

La displasia de codo es una enfermedad degenerativa de las articulaciones. Esta patología se produce por la formación anormal del tejido óseo de las articulaciones, por eso, en primera instancia se presenta como una artritis, es decir, una inflamación de las articulaciones. Con el tiempo, la enfermedad avanza hasta una osteoartritis, por lo que se ve un desgaste progresivo de las estructuras óseas que conforman las articulaciones.

Vale mencionar que la articulación del codo se forma por tres huesos (radio, cúbito y húmero). Pero, durante el crecimiento puede haber una alteración que evita que estos encajen a la perfección. Por cuanto, ocurre una distribución anormal del peso de las diferentes áreas de la articulación y, en consecuencia, se produce dolor y cojera que, a su vez, llevan al desarrollo de la artritis.

Ahora bien, se hace necesario resaltar que existen dos tipos de displasia de codo, a saber:

  • Displasia de codo unilateral: que afecta a un solo codo.
  • Displasia de coto bilateral: enfermedad que se desarrolla en ambos codos. De acuerdo a profesionales veterinarios especializados en displasia de codo en perros, esta patología se presenta en un 80% de los casos.
Displasia de codo en perros
Displasia de codo en perros

Causas principales de la displasia de codo en perros

Al determinar las causas de la displasia de codo en perros, es más fácil hacer el diagnóstico oportuno y, en consecuencia, recurrir a un tratamiento efectivo que reduzca los síntomas de la enfermedad. La enfermedad no se cura, pero si se pueden controlar los síntomas. Entonces, las principales causas de la displasia de codo en perro son las siguientes:

Predisposición genética

Esta es probablemente la causa más común de la displasia de codo en perros. Por cuanto, un perrito tendrá altas probabilidades de padecer la enfermedad si sus padres lo tienen, ya que es una patología hereditaria. No es de extrañar que los profesionales no recomienden reproducir los perros que tengan este problema.

Factores externos

Dentro de las causas de la displasia de codo en perros, hay que incluir la alimentación que este lleva. Cuando no se tienen en consideración el tipo de alimento que necesita el can para tener un buen crecimiento, se expone a este a que sufra de la enfermedad de displasia de codo.

Por otro lado, si el perro tiene predisposición genética, entonces se recomienda evitar el ejercicio físico intenso. De lo contrario, se expone a que este padezca más rápido la enfermedad o bien, que se agraven los síntomas.

Perros con predisposición a padecer displasia de codo

De acuerdo a expertos en la enfermedad, esta aparece por lo general en perros jóvenes, específicamente entre los 4 y 6 meses de edad. Además, es más común en razas medianas, grandes y gigantes, por lo que los pastores alemanes, los mastines napolitanos, los Rottweiler, los labradores y los Golden Retriever son los perros más propensos a tener displasia de codo.

Para evitar que esta patología se desarrolle, o bien se complique, lo mejor es que estos perros hagan ejercicio limitado, y se eviten los juegos bruscos. Y en cuanto a la alimentación, consumo bajo de calcio para evitar la hipercalcemia que provoca debilidad ósea. Además, hay que controlar el consumo de proteína, sino más bien basar la dieta en condroprotectores.

Síntomas de la displasia de codo en perros

La enfermedad se presenta después de los cuatro meses de vida. Sin embargo, no siempre los síntomas se notan, por lo que hay que estar alertas a leves molestias que pueden indicar que hay algo malo con tu cachorro.

En el caso que tu perro presente algunos de los signos y síntomas que se mencionan en este post, lo más recomendable es llevarlo al veterinario lo antes posible. De esa forma, el profesional podrá hacer un diagnóstico de la enfermedad y recomendar el mejor tratamiento, según sea el caso.

  • Cojera en patas delanteras cuando se levanta o inicia un movimiento.
  • Imposibilidad de hacer ejercicio. A veces, no quieren siquiera dar un paseo, por la molestia que sienten.
  • Cojera después de hacer ejercicio prolongado.

La patología de displasia de codo en perros se diagnostica a través de un examen médico y una radiografía. Por cuanto, está ocurriendo alguna de las situaciones anteriores, lo mejor es llevarlo a un centro veterinario.

Gracias a la radiografía se puede determinar si hay signos de artritis y si hay fragmentos de huesos. También es útil para saber si no hay unión de la apófisis ancónea. Y es mediante la revisión médica que se pueden descartar otras patologías relacionadas como la displasia de cadera.

Tratamiento para la displasia de codo en perros

Después de detectar la enfermedad y el grado de esta, entonces el veterinario procederá a informar sobre el tratamiento más adecuado, según sea el caso. No obstante, hay solo dos opciones a elegir por parte del dueño del perro. Los tratamientos para la displasia de codo son los siguientes:

Cirugía de displasia de codo

Este tratamiento está indicado para casos graves. De manera que se garantice una óptima calidad de vida al perro. Sin embargo, el resultado depende de cada caso.

En este caso, el profesional une fragmentos de huesos con ayuda de un tornillo. Pero también se puede usar para implantar una prótesis o bien retirar los fragmentos de hueso que están sueltos y causan molestias al perro cuando realiza un movimiento con el codo.

Tratamiento conservador

Cuando la enfermedad no es tan grave, entonces se puede recurrir a un tratamiento de conservación. El veterinario después de hacer el análisis, determinará si las circunstancias permiten la operación o no. Tales tratamientos consisten en:

  • Controlar el dolor con analgésicos.
  • Restringir el ejercicio intenso.
  • Administrar condroprotectores que permiten reforzar la articulación.
  • Bajar de peso con ayuda de una dieta equilibrada y saludable.
  • Colocar elementos de soporte ortopédico que mejoran la movilidad y alivian el dolor.

Es importante que las indicaciones hayan sido dadas por un veterinario especializado. Por cuanto, el dueño del perro debe seguir las recomendaciones al dedillo para controlar el dolor y molestia de la displasia de codo en perros.

¿Te gusto la información? Puedes compartirla en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Conoce nuestros servicios

En el Centro Veterinario La Viñuela nos apasiona atender a todo tipo de mascota. Le brindamos a tu mascota toda la atención necesaria: veterinario, alimentación, asesoramiento, peluquería canina, ponte en contacto con nosotros.

Redes Sociales

También te puede interesar

Displasia de codo en perros

Displasia de codo en perros

Se conoce como displasia de codo en perros al trastorno óseo que se presenta en la fase de crecimiento del animal. Por cuanto, es necesario

Leer más »