A qué edad cambian los dientes los perros

A-qué-edad-cambian-los-dientes-los-perros
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Al igual que el humano, los perros también tienen un periodo de dentición, es decir, una etapa en la que se forma la dentadura y conforme el crecimiento se cambia de dientes temporales (de leche) a dientes permanentes o definitivos (de hueso). Cuando nacen, los cachorritos no tienen dientes, esto es bastante útil para el periodo de lactancia, así la madre no sufre heridas en sus mamas. Aquí te enseñaremos a qué edad cambian los dientes los perros, y la relación con su salud esto y más en nuestro Centro veterinario Córdoba.

¿Cómo es el proceso de dentición de los perros?

Quienes tienen perro saben lo difícil que es que no muerdan las cosas. En muchos casos, se cree que es porque son juguetones pero a veces no es así. Así como al bebé le duele la encía cuando le van creciendo los dientes, los perros sienten dolor cuando están en el periodo de dentición. Es importante saber esto pues en el caso de los cachorros sus dientes son afilados, muy parecidos a agujas.

Los perros son carnívoros difiodontes, es decir, que tienen dos series de piezas dentales que erupcionan por procesos (dientes de leche y de hueso). Aunque todavía no le hayan nacido los dientes, es fácil para el perro intentar morder todo lo que se le cruce por su camino. Por eso, lo mejor es tener siempre a la mano un juguete que lo ayude a rascarse las encías. Además, hay que enseñarle que está mal morder, sobre todo a las personas. En vez de desfogarse con humanos, zapatillas o muebles, tiene que hacerlo con sus juguetes.

El inicio de la dentición en los perros comienza a partir de la cuarta semana. Pero se puede alterar este tiempo según el estado de salud, nutrición, raza y sexo del cachorro. Otro aspecto, aunque poco común, es la estación del año cuando nace el perro.

Una vez que nacen los primeros dientes, la dentadura se compondrá de 28 o 32 dientes temporales. La cantidad de las piezas dentales depende de la raza y cada perro. Durante esta primera etapa nacen dientes finos y afilados. Por eso es que pueden hacernos daño cuando quieren jugar con nosotros.

La fórmula dentaria le indica al veterinario la edad aproximada del cachorro. El profesional tiene en cuenta si ya le han salido los colmillos, los incisivos o los dientes extremos de la mandíbula.

Cambio de dentición: Dientes definitivos en perros jóvenes

Una vez que el cachorro tiene todos sus dientes de leche, comienza a disfrutar de las comidas sólidas, pero estos no son definitivos. Al igual que el hombre, los perros pasan por un proceso de cambio de dientes a unos más fuertes y sólidos (dientes de hueso o permanentes). Este cambio se produce aproximadamente a la edad de cuatro meses, aunque este tiempo varía de acuerdo a cada perro.

Cuando se desarrolle la dentadura definitiva, cada nuevo diente empujará los dientes de leche hasta que estos se caigan por completo. Vale mencionar que este proceso puede durar varios meses hasta que se caiga el último diente de leche. Es en esta etapa cuando nacen los premolares y molares. Además, las piezas dentales son más resistentes y duras, y no serán tan afilador y finos como los que tenía antes.

Si el perro se muestra fastidioso es totalmente normal pues es posible que le duela la encía durante este proceso. Esta molestia se evidencia en la costumbre de mordisquear todo, que llore, o en algunos casos que tenga diarrea por haberte tragado un diente de leche por accidente.

La dentadura definitiva tendrá un total de 42 piezas resistentes y duras. Estas se ubican de acuerdo la función adaptativa a realizar. Es así como podremos ver dos arcadas compuestas por:

  • Incisivos que se encargan de rasgar, cortar y acicalar.
  • Caninos para desgarrar y punzar.
  • Premolares que rasgan y cortan.
  • Molares para moler y aplastar.

Cuidados para que tu perro tenga una dentadura saludable

Los perros se parecen mucho a los humanos, y la dentadura no es la excepción. En algunos casos pueden nacer dientes torcidos, tener deformaciones o sufrir de bruxismo. De allí la importancia de acudir al veterinario para que haga una revisión de los dientes de leche y de nuevo pedir una cita con el especialista una vez que comience el proceso de cambio hacia la dentadura definitiva. Si el especialista detecta cualquier problema, será más fácil solucionarlo si se hace a tiempo.

Es normal que juegues con tu perro a ver quién hala más un juguete o un calcetín. Muchos dueños le hacen daño a la dentadura de su cachorro porque no miden correctamente su fuerza, puesto que el perro no lo va a hacer. Hasta que no nazca la dentadura definitiva, las piezas dentales son muy sensibles y se pueden romper con facilidad. Por eso, se recomienda evitar estas actividades durante este tiempo.

Una vez que comienza a desarrollarse la dentadura definitiva, hay que tener paciencia pues hay susceptibilidad a que los dientes se tuerzan en este proceso. Así que durante esta etapa, lo mejor es evitar juegos que supongan tirones con la boca.

Higiene bucal de tu perro

Algunos dueños creen que esto no es necesario, pero sí. Claro, no requieren un cepillado diario, pero si por lo menos una vez a la semana. Esto ayudará a la salud integral del perro, y es que muchas enfermedades pueden desarrollarse a causa de una mala higiene bucal. Si tienes miedo de hacerle daño durante el cepillado, aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Lo primero que debes saber es que el dentífrico que usas no sirve para tu perro pues tiene sustancias tóxicas para los animales. Debes pedir al veterinario un dentífrico especial para la salud dental de tu cachorro.

Tampoco se debe usar cepillo dental, a menos que el perro no sea inquieto. Puedes tocar sus encías y dientes con tus dedos después de haber untado un poco de la pasta dental especial. De esa forma, cuando estén grandes, no se te hará difícil seguir los buenos hábitos de higiene. El cepillo de dientes lo puedes usar siempre y cuando tengas mucho cuidado de no lastimar sus encías. Para evitar traumas o molestias al perrito, lo mejor es hacer de este proceso un juego para él. Hacerlo una vez a la semana será suficiente para mantener su dentadura saludable, pero también evitar darle alimentos azucarados. Otra técnica de limpieza es darle un hueso de res crudo para que lo muerdan y se fortalezcan sus dientes.

¿Te gusto la información? Puedes compartirla en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Conoce nuestros servicios

En el Centro Veterinario La Viñuela nos apasiona atender a todo tipo de mascota. Le brindamos a tu mascota toda la atención necesaria: veterinario, alimentación, asesoramiento, peluquería canina, ponte en contacto con nosotros.

Redes Sociales

También te puede interesar